CITA DE LA SEMANA

CITA DE ESTA SEMANA

"Nos parece que vemos algo y entendemos algo. Pero en verdad solo tenemos un vago indicio de cuanto ocurre a nuestro alrededor, como el caracol lo tiene de la luz del sol, la lluvia y la oscuridad."

Peter D. Ouspensky. Tertium Organum
"






Modalidades de pertenencia a un grupo




La incorporación de una nueva persona a un grupo, a un colectivo,  es un acontecimiento importante en el que se activan, desde el primer instante, las creencias sobre pertenencias a los grupos que cada persona y grupo tiene, tanto si las tiene explícitamente asumidas como si permanecen implícitas. Esas creencias se manifiestan en comportamientos asociados a ellas y están detrás de las estrategias que cada persona y grupo aplica para gestionar la nueva situación.

Algunas sencillas herramientas de teoría y dinámica de grupos nos pueden ayudar a entender y gestionar esta situación más conscientemente, de forma más eficaz y satisfactoria, y obtener resultados satisfactorios para todos más rápidamente.

Una de esas teorías es la de Pierre Turquet (1975), que se ocupa de la interacción entre el individuo y el grupo numeroso, y que se basa en tres conceptos fundamentales.

El primero es el concepto de "SINGLETON", el individuo que todavía no forma parte del grupo, ni ha establecido todavía ninguna relación con el grupo como tal o con otros "singletons". Corresponde al período en que el individuo permanece fuera del grupo, no ha establecido todavía relaciones y no tiene aún ningún rol dentro del grupo. Se caracteriza por la desorientación, la incomodidad, y cualquier tipo y grado de reacción emocional que se tenga en relación con esta situación.

El segundo concepto es el de "INDIVIDUAL MEMBER", que corresponde al estado en el que el individuo ha establecido una relación con el grupo como tal y con otros individuos, y tiene un rol dentro del grupo. Todo esto, además, manteniendo unas fronteras, unos límites permeables pero claros que le permiten mantenerse diferenciado dentro del grupo. Se caracteriza por la convivencia entre lo individual y lo colectivo, ambos diferenciados y permeables al mismo tiempo. 

El tercer y último concepto es el de "MEMBERSHIP INDIVIDUAL", y corresponde al estado en el que la pertenencia al grupo predomina sobre la diferenciación y la definición individual. Supone la eliminación o casi eliminación del estado del INDIVIDUAL MEMBER. Se caracteriza por la supresión de la individualidad y el sometimiento (explícito o implícito) a lo grupal.



Intuitivamente, trabajamos con estos conceptos, estos estados, aunque no los tengamos conscientemente incorporados. Los vivimos y están detrás de algunos de nuestros comportamientos, tanto si somos la persona que llega al grupo como si somos miembros del grupo al que llega la persona nueva.

Ninguno de los tres estados es inamovible ni tiene por qué ser definitivo. De hecho, Turquet afirma que el pasar de uno a otro es una elección que puede suponer una re-afirmación de la individualidad. Pero aunque ninguno de los tres estados sea inamovible ni definitivo, vivimos internamente la tensión entre ellos. Parte del proceso de incorporación de una persona a un colectivo nuevo consiste precisamente en el trabajo interno y los comportamientos que la persona y el colectivo llevan a cabo en relación con esto.







Somos el árbol que cortamos y el mar que intentamos navegar

Cuando nos mantenemos ocupados con pensar en lo que vamos a hacer o, más allá aun, planificar lo que creemos que vamos a hacer que suceda, ...